Cocinar con robot de cocina después de un entreno con kettlebells

La kettlebell es una herramienta de entrenamiento única que permite realizar una gran variedad de ejercicios con una sola pieza de equipamiento. Sin embargo, muchas personas no están seguras de cómo incorporar el entrenamiento con kettlebell a su rutina de entrenamiento habitual.

Si estás planeando cocinar con un procesador de alimentos después de tu sesión de entrenamiento con kettlebell, esto es lo que necesitas saber:

El robot de cocina es una máquina multitarea

Los procesadores de alimentos están diseñados para realizar múltiples tareas, así que si vas a utilizarlo para la preparación de tu cena después del entrenamiento con kettlebells, asegúrate de no sobrecargarlo pidiéndole que haga demasiadas cosas a la vez. Cuantas más tareas le asignes al robot de cocina, más tiempo te llevará cada una de ellas y más posibilidades habrá de que algo salga mal.

Elija su receta con cuidado

Cuando utilices el robot de cocina después del entrenamiento con kettlebells, elige recetas que no requieran mucho trabajo de preparación o mucho tiempo de trabajo. Por ejemplo, si quieres hacer hummus casero o salsa pesto, elige recetas que requieran un mínimo de picado o batido para que tus manos no estén atadas mientras realizas otras tareas como remover o sazonar mientras la máquina hace lo suyo. De este modo, podrá realizar varias tareas de forma más eficiente y hacer más cosas en menos tiempo.

 

Batido para después de entrenar con kettlebells:

Ingredientes:

1/4 de taza de hojas de col rizada (picadas)

1/2 taza de hojas de espinacas (picadas)

1/2 taza de zanahorias pequeñas picadas*.

1 plátano pequeño y maduro*.

1 taza de leche de almendras o cualquier otra leche sin sabor de su elección (nosotros utilizamos leche de soja)

Cubitos de hielo según se necesite (opcional)

 

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario